Cabello, Piel, Salud, Belleza

¿Qué hace el CALOR en nuestro cabello?

¿Qué hace el CALOR en nuestro cabello?

Sé que esta página se centra mayormente en cabellos afrorizados, pero este tema en particular es muy importante para todo tipo de cabellos.

Y no, con esto no busco que se rebelen contra los salones de belleza o los instrumentos de calor, y también sé que no lo harán. Pero lo que si quiero lograr es que vean el perjuicio que le están haciendo a su cabello, y de repente que reconsideren la periodicidad con la que lo exponen al calor.

Estuve investigando en internet acerca de este tema en la súper enciclopedia que tenemos hoy día “GOOGLE” y esto es lo que pude encontrar….

Aunque los aparatos de calor usados para distintos peinados están diseñados para que el daño que produce ese calor sea cada vez menor, es recomendable ser conscientes del daño que hace en nuestro cabello para asegurarnos de mantenerlo siempre sano.

plancha

Una de las cosas que vi, es que cada cabello reacciona de forma distinta al calor y que depende de tres factores importantes: el tipo, el grosor, y si el mismo está teñido o no. Por ejemplo, si el cabello es más delgado es más propenso a sufrir daño, los cabellos grasos resisten más el calor, y con respecto a los tintes, el color del cabello tiende a perderse más rápido cuando es expuesto al calor.

Los distintos aparatos que usamos en la actualidad para estilizar nuestro cabello son, pero no se limitan a, secadores de cabello, plancha, tenazas; aparatos que generan tensiones térmicas extremas sobre los cabellos, con temperaturas que exceden el punto de ebullición del agua (100°C) y alcanzan hasta 200°C o más.

El daño puede ocurrir de varias formas:

  • Deshidratación

    afro deshidratadoUn fenómeno inducido por el calor responsable del daño al cabello es la pérdida de humedad. Las moléculas de agua dentro de la corteza, libres y unidas a las proteínas de queratina, proporcionan un soporte crítico a la estructura y propiedades del cabello. La evaporación de estas moléculas debido a la aplicación de calor puede alterar la estructura interna de la proteína y cambiar las interacciones intermoleculares que rigen las propiedades mecánicas de los cabellos individuales. Esto puede cambiar los patrones de rizos, causar frizz, y resultar en que el cabello tenga menos rebote y sea más propenso al quiebre. Las sensaciones táctiles del pelo son menos agradables también, teniendo una textura como de paja. Este tipo de daño es bastante común con la rutina de secado con aire caliente.

 

  • Pérdida rápida de agua

    Agua cabelloLas temperaturas extremadamente altas encontradas con la plancha o el secador de cabello usando un cepillo redondo crean condiciones intensas que pueden hacer que el agua hierve rápidamente o que rápidamente salga de sitios donde reside dentro del cabello. Esta rápida ebullición puede crear huecos en la estructura del cabello que se pueden ver a través del microscopio y parecen hilos de burbujas dentro de la hebra. Estos pueden causar rupturas que estallan a través de la cutícula, dejando espacios abiertos en el cabello, lo que inevitablemente puede conducir a puntas abiertas y al quiebre. Las grietas se pueden formar en la cutícula de igual forma, así, haciendo que el cabello sea vulnerable a la pérdida de humedad y al quiebre. Este tipo de daño es severo y completamente irreparable.

 

  • Daño a las proteínas

    ProteinaLos cabellos son biomateriales complejos que derivan la mayor parte de sus propiedades de las estructuras de la proteína de la queratina en la cutícula y la corteza. La degradación térmica proveniente de los instrumentos de calor puede ocurrir mediante el ablandamiento de la queratina, la disrupción de las estructuras tridimensionales debido a la pérdida de agua y los cambios conformacionales en la proteína. Todos estos cambios pueden afectar adversamente su resistencia, elasticidad, rizo, brillo y textura del cabello.

  • Oxidación de partículas de pigmento

    Las altas temperaturas también pueden causar la oxidación de los pigmentos que se encuentran en el cabello, tanto naturales como el color del cabello artificial. Este desvanecimiento es particularmente pronunciado en rojos, castaños y tonos más claros del marrón.

 

Productos que protegen nuestro cabello

protectores de calor
Los protectores contra el calor son productos comercializados con la afirmación de que evitan daños al cabello debido al uso de instrumentos de calor. Los estudios múltiples han demostrado que éstos pueden ser muy eficaces en la reducción, pero no en la eliminación del traumatismo termal causado al cabello. ¿Cómo trabajan? Los ingredientes clave en productos protectores contra el calor funcionan de diferentes maneras:

 

  • Reducción de la pérdida de humedad

    Dado que es claramente perjudicial para el cabello perder sus preciosas moléculas de agua, una de las tareas clave de un protector del calor es maximizar y sellar la humedad. Se usan humectantes tales como pantenol, propilenglicol y fitantriol para unir tanta agua como sea posible al cabello. Polímeros, siliconas y algunos aceites botánicos se utilizan para sellar el agua dentro de la corteza. Ellos logran esto recubriendo y encapsulando la hebra de pelo en una capa a través de la cual el agua no puede salirse. El ensayo de ambas muestras de control y los cabellos tratados con silicona mediante análisis termogravimétrico (TGA) mostró que el tratamiento con silicona mejoraba significativamente la retención de humedad.

  • Aislamiento de altas temperaturas

    Los silicones (especialmente los amina-funcionales, tales como la amodimeticona), algunos poliquats y los copolímeros de acrilatos son particularmente eficaces para minimizar los efectos perjudiciales del peinado con calor debido a su baja conductividad térmica. Cuando se distribuyen uniformemente a través de la superficie del cabello en una capa protectora, estos materiales actúan como aislantes al reducir la transferencia de calor del instrumento de calor a la hebra de cabello. Los datos del análisis térmico (calorimetría de barrido diferencial DSC) confirmaron que el flujo de calor se redujo a las muestras de pelo tratadas con este tipo de materiales.

Si usted disfruta de los resultados de ocasionalmente planchar o alisar tu cabello usando un secador, los productos protectores del calor pueden hacer una diferencia real en cómo tu pelo maneja esas condiciones extremas. Sin embargo, es importante tener en cuenta que aunque los productos de protección térmica que contienen la mezcla adecuada de humectantes y materiales aislantes pueden ayudar a reducir el daño, no pueden prevenirlo completamente. Esto significa que si los instrumentos de calor se utilizan con frecuencia, se producirá un daño acumulativo. La única manera de arreglar ese tipo de daño es cortar toda la longitud afectada. Por lo tanto, si usted prefiere usar su pelo largo, use calor lo menos posible. Otra cosa a tener en cuenta es que algunos de los polímeros y siliconas utilizados por estos productos para encapsular la hebra de pelo pueden ser difíciles de eliminar y se sabe que hacen que el cabello se sienta pegajoso con el uso repetido.

En lo personal aún no he usado calor en mi cabello natural, más que para colocar tratamientos, y aunque no quiero asegurar que jamás lo haré, la probabilidad de que así sea es grande.

Espero hayan disfrutado este nuevo artículo, lo obtuve mayormente de la página de Naturallycurly.com y lo traduje para ustedes.

Saludos,

Taysha J.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


EnglishPortugueseSpanish